IGNIFUGAR BAMBÚ, RATÁN, LINO, YUTE, …

by Ignigarraf, septiembre 4, 2016

Se pueden ignifugar los materiales naturales de gran calidad como el bambú, ratán, madera, lino, yute, seda, algodón etc… que siempre han desempeñado un papel muy importante en la decoración. Hasta hace poco el repertorio de superficies y acabados que teníamos era relativamente reducido y predecible. En la actualidad cuando elegimos un material en particular también es muy importante saber qué es lo que queremos que nos inspire.

La mayoría de estos materiales naturales no son aptos para locales de pública concurrencia ya que no cumplen las Normativas Europeas con relación a la protección del fuego.

Los principales materiales que se pueden llegar a ignifugar y son:

El Bambú es realmente una hierba; pero después de un elaborado proceso, se puede transformar en forma de tableros, paneles, lo cual lo hace apto para su uso continuado siendo muy resistente.

 

 

El Ratán cuyo nombre científico es “Calamus” (del griego calamos es referencia a que el tallo parece una vara) es un material ligero de fibras largas y muy elástico, casi imposible de romper por ésta característica. Se utilizan los ejemplares de tallo delgado y los de buen diámetro, pelados en tiras para su trenzado en cestería, paneles y mobiliarios, en forma similar al mimbre.

La Madera es versátil y se emplea en la construcción, en la decoración, en el mobiliario. Desde vigas, pavimentos, molduras, marcos, y muebles. Los dos tipos   principales son las maderas blandas y las maderas duras o nobles. Las maderas blandas, como el pino o la pícea, crecen con rapidez y son relativamente económicas.  Las maderas nobles presentan una amplia gama de veteados, texturas y colores.

 

El Yute, tejido a partir de la corteza interna de los yutes que crecen principalmente al sur de la India. Se utiliza para crear cuerdas y paños de arpillera y como revestimiento natural en la parte posterior de las moquetas, aunque actualmente se está utilizando como revestimiento de pared y decorativo ya que le da un aspecto muy rústico.

 

El Lino, la Seda, el Algodón son un clásico en materiales textiles naturales. La seda posee la textura más suave y delicada, pero también muy frágil. No obstante, si se mezcla con algodón, se consigue un tejido más resistente. Las irregularidades de las fibras naturales son parte de su riqueza.

 

 

Desde Ignifugaciones del Garraf, hemos conseguido transformar (ignifugación) estos materiales en ignífugos para que cumplan dichas Normativas y sean totalmente idóneos para locales de pública concurrencia como hoteles (salones, recepción, habitaciones, pasillos, salas comunes, etc…), teatros, salas de actos, comercios, restaurantes, cines, etc…

En materiales como bambú, ratán y madera conseguimos ignifugar llegar a una Clasificación Clase Bs2d0 que es la normativa exigida para revestimiento de paredes. En cambio en los tejidos como lino, seda, algodón, etc. conseguimos la “Clase 1” para elementos suspendido sin que exista una modificación en el color y la textura.

El uso del revestimiento de madera noble, bambú en láminas o el ratán no se restringe a la ebanistería, sino que puede cubrir una pared entera.

En todos los materiales que ignifugamos, emitimos un Certificado (Clase 1 – Clase Bs2d0) personalizado para cada cliente, dónde hacemos constar la cantidad y tipo de material tratado, así como el nombre y dirección de dónde estarán dichos materiales.

Constantemente hacemos pruebas con materiales no mencionados anteriormente, por lo que si tienes algún proyecto dónde necesites que el material sea ignifugo, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

vinyet@ignigarraf.com   (Tel.: 685 519 108)

No Comments


Please login to comment

Publicación popular