Repaso de las Euroclases (Reacción al fuego)

by IgniGarraf, abril 2, 2019

En Europa, las Euroclases (reacción al fuego) unifican los criterios de clasificación de los productos y materiales de contrucción en el ámbito europeo.

Miden fundamentalmente la combustibilidad de los materiales de construcción (entre ellos están incluidos los elementos decorativos, cortinas y revestimientos de paredes), adicionalmente miden la emisión de humos y el desprendimiento de la gota incandescente, siendo importante siempre la ubicación y uso del material en la obra.

Para clasificar estos materiales en función de la reacción del fuego, estos se dividen en los que no son necesarios ensayar y los que sí, entre los que se encuentran:

  • UNE-EN ISO 1182  – No combustibilidad.
  • UNE-EN ISO 1716 – Determinación del calor de combustión.
  • UNE-EN 1823 – Único objecto ardiendo.
  • UNE-EN ISO 11925-2  – Inflamabilidad en presencia de llama “Pequeño quemador”.
  • UNE EN ISO 9239-1 – Determinación del comportamiento ante calor radiante.

Este sistema de clasificación de ensayos es mucho más preciso y tecnificado que los que se tenian antes de la creación de las Euroclases, y aportan información adicional y no menos importante sobre los materiales, entre los que destacan la producción de humos, el goteo de partículas incandescente y su potencial energético.

De acuerdo al potencial energético, se establecen siete niveles.

A1, nivel en el que se integran aquellos productos que, en ninguna fase del incendio, pueden contribuir al mismo (Productos incombustibles).

A2, nivel en el que se integran los productos con poder calorífico muy limitado, que en un incendio plenamente desarrollado no aportan, de modo significativo, una carga al fuego ni contribuyen a su desarrollo (Productos incobustibles).

B,C,D y E, niveles en los que se integran los productos combustibles con un potencial energético creciente (Productos combustibles).

F, nivel en el que se integran los productos que no pueden satisfacer ninguna de las exigencias anteriores o cuyas prestaciones no han sido sometidas a ninguna valoración (Materiales con comportamiento frente al fuego no evaluado).

Opacidad de los humos: Dejando al margen su carácter tóxico, se distinguen tres clasificaciones:

s1, correspondiente a los casos de escasa y lenta opacidad.

s2, aplicable en casos de opacidad media.

s3, correspondiente a elevada y rápidad opacidad.

Formación de gotas: Los productos pueden ser:

d0, en aquellos casos que no se producen gotas inflamadas.

d1, cuando se producen pero su duraicón es inferior a 10 segundos.

d2, resto de los casos.

El ensayo de inflamabilidad es el que evalúa la inflamabilidad de un material expuesto a una llama pequeña, es el supuesto para obtener la clasificación Bs2d0.

Aunque no es fácil, disponemos de una gran variedad de materiales decorativos que cumplen las normativas exigidas por las Euroclases y en el supuesto de que no las cumpla podemos hacer la ignifugación correspondiente.

Publicación popular