Telas ignífugas: la mejor prevención en las fiestas

by Ignigarraf, julio 12, 2017

En las fiestas mayores de la comarca del Garraf, el fuego es siempre un elemento muy presente. Todas las celebraciones y, especialmente, aquellas que tienen una decoración carnavalesca encierran un profundo simbolismo y están envueltas en la más pura tradición de la zona. Pero, aparte de su belleza natural, pueden también suponer un riesgo para los asistentes.

El fuego en el Baile de Diablos

La ignifugación de tejidos es siempre una precaución que permite disfrutar mejor de la fiesta y vivirla de una manera muy segura. El Baile de los Diablos, por ejemplo, es un clásico en la comarca del Garraf. Personas disfrazadas de demonios van echando chispas y fuego. Es un simbolismo muy habitual con la narrativa cristiana. El fuego como imagen del infierno, como el pecado que se quema.

Este espectáculo es, realmente, visual y muy famoso en zonas como Sitges o Vilanova i la Geltrú. En algunos puntos, ya se ha empezado a apostar por telas ignífugas; pero, en muchos otros sitios, se sigue empleando, simplemente, un material textil difícilmente inflamable.

Qué es un sistema ignífugo

Un sistema ignífugo, ya sea en un tejido o sobre un material de construcción, es aquel que retrasa las consecuencias del fuego sobre estos. Es decir, ofrece un espacio más amplio de tiempo desde que la tela está a una distancia muy cercana con el fuego y hasta que empieza a prender. Es una medida de seguridad que se emplea en muchos edificios o tejidos que tienen riesgo de quemarse.

Este tipo de fiestas es un espectáculo que atrae a miles de personas. Y quienes hacen de diablos están en continuo contacto con materiales que podrían hacer prender su ropa o la decoración de la fiesta. Por eso, una medida para que salga todo como debiera es proteger adecuadamente los materiales y las personas implicados en el baile.

No Comments


Please login to comment

Publicación popular